lunes, 8 de octubre de 2007

El Partido COmunista Libanés, la resistencia y Hezbollah



traducción de la entrevista. Líbano: el PC, la resistencia y Hezbolá.Khaled Hadadeh Líbano, agosto de 2007:"La resistencia forma parte de nuestra cultura y de nuestra historia."Entrevista a Khaled Hadadeh, secretario general del PCL, Partido Comunista Libanés, por Chris Den HOnd, Mireille Court y Nicolas Qalander Traducción del francés por el PCPE. El Partido Comunista Libanés, PCL, participa en la resistencia contra la ocupación israelí, resistencia política, social y armada, a pesar de los pocos medios de los que dispone. Hemos pasado un día entero en Jamaliya, en el valle de la Beca, donde 7 militantes comunistas cayeron con las armas en la mano durante una operación israelí en agosto de 2006. Asimismo, nos hemos reunido con Khaled Hadadeh, secretario general del PCL. P: ¿Es diferente la diplomacia francesa ahora con Sarkozy de la de Chirac o Bush en lo tocante a Oriente Medio? R: Se constata una modificación de la manera en que el gobierno francés ejerce su política en el Líbano y en Oriente Medio en general, pero no es un cambio importante. Es más bien una respuesta a lo que ocurre en Irak. Con la retirada del poder norteamericano, parece que la Unión Europea intenta aprovechar esa debilidad para recuperar terreno perdido. Tengo la impresión de que el nuevo gobierno francés intenta compensar lo que perdió durante la ocupación de Irak y la caída de Saddam Hussein, pero ello no modifica gran cosa en el conflicto árabe-israelí. La Unión Europea siempre ha tenido las mismas relaciones, en general los mismos puntos de vista que el gobierno norteamericano, como si se complementaran para defender los intereses de Israel en la región. La solución de la paz, preconizada por la UE y el gobierno norteamericano, tiende a preservar los intereses militares y políticos israelíes en la región. P: En un comunicado de prensa reciente, el PCL se dice partidario de una modificación de la constitución para cambiar el modelo confesional del Líbano. ¿Por qué? R: El modelo confesional del Líbano es el origen de problemas y guerras civiles desde la creación del gran Líbano en 1926. Fue el representante del mandato francés en el Líbano quien lo impuso y hasta hoy las guerras civiles de carácter confesional se suceden. La clase política del Líbano es como una clase feudal, donde los grupos humanos geográficamente bien delimitados siguen a un jefe político o tribal y donde el régimen libanés refleja una unión de señores feudales que representan los intereses de su propia comunidad. Además, esta lógica empuja a los jefes de los grupos a buscar el apoyo de fuerzas extranjeras para consolidar su poder. Esta composición confesional hace al Líbano inestable, lo que se ve reforzado aún más por la inestabilidad regional. Cualquier cambio en la correlación de fuerzas regional se refleja en el Líbano en forma de guerra civil, porque el Líbano es el eslabón débil de la región con el sistema político más frágil. Pensamos que este sistema confesional y clientelista se ha convertido en la causa principal del problema del Líbano. Proponemos un principio de solución mediante el establecimiento de un sistema laico y democrático en el Líbano, que se base en una reforma política que abandone el sistema confesional y apruebe una nueva ley electoral basada en la proporcionalidad. Un Senado podría entonces representar los intereses de las diferentes confesiones. P: ¿El PCL es partidario de la resistencia contra Israel? R: El Partido Comunista no sólo apoya la resistencia, sino que hemos iniciado la resistencia. Empezamos en los años 60 con la creación de la guardia popular para hacer frente a las agresiones israelíes en el Líbano. Durante la invasión del Líbano en 1982, el Partido y otras organizaciones comunistas lanzaron el Frente de resistencia nacional libanesa que liberó Beirut y la parte ocupada del Líbano hasta el río Litani entre 1982 y 1985. La resistencia contra la ocupación extranjera forma parte de nuestra cultura y nuestra historia. Igualmente luchamos por un cambio democrático en el Líbano. Lo que distingue a nuestra resistencia nacional de la resistencia actual dominada por Hezbolá es que la resistencia que nosotros queremos tiene un aspecto nacional global, y no un aspecto confesional. La resistencia que queremos es una resistencia que une la liberación de los territorios ocupados y el cambio democrático laico en el Líbano. Siempre nos hemos considerado parte de la resistencia, incluso si nuestra participación en el último período es más o menos débil en función de la debilidad de nuestros medios logísticos. Los partidos políticos del Líbano, excepto del Partido Comunista Libanés, son todos de carácter confesional. Hezbolá no es el único partido islámico. La Corriente del Futuro, presidida por el señor Hariri, es una corriente sunita, por tanto islámica. Esta corriente incluso llega a ser un espacio para la emergencia de corrientes islámicas integristas como Al Qaeda. El Partido Socialista es un partido druso, que defiende el punto de vista druso. Las Fuerzas Libanesas son un partido integrista cristiano. Todos los partidos libaneses tienen carácter confesional, no sólo Hezbolá. Nuestro partido ha pagado un alto precio por su posición laica y democrática. En los 80 tuvimos enfrentamientos con las fuerzas chiítas, Amal y Hezbolá. En los 70 tuvimos enfrentamientos con las fuerzas cristianas. Camaradas nuestros de origen cristiano fueron asesinados o secuestrados en sus domicilios en la región dominada por las Fuerzas Libanesas. Los integristas sunitas que ahora están con la corriente de Hariri y la Corriente del Futuro de Trípoli nos han hecho pagar un muy alto precio matando a camaradas nuestros en Trípoli. Todas las fuerzas integristas confesionales han matado a camaradas nuestros. P: ¿Ha cambiado Hezbolá? R: Con Hezbolá la situación es un poco diferente. Tras los años 80 Hezbolá ha cambiado. Ha cambiado sus relaciones con nuestro partido y el resto de fuerzas de la resistencia. Creo que Hezbolá está convencida de que no puede crear un estado islámico en el Líbano. Hassan Nasrallah lo ha dicho durante su último discurso en el que ha hablado de dos verdades. No reivindica la idea de un estado islámico como hacía en otros períodos, cuando otros clanes reivindicaban un estado para cristianos o que cada región fuera dirigida por un clan. Nasrallah ha abandonado esa opción. Pide un estado compartido por todos los libaneses. También pone el acento en el rol nacional de la resistencia por medio de los partidos que la comenzaron, por medio de nuestro partido. Finalmente, la relación entre Hezbolá y el PCL durante la última guerra ha creado lazos más estrechos entre nuestros militantes y los partisanos de Hezbolá. Estos factores nos llevan a decir que la posibilidad de trabajar conjuntamente entre el Partido Comunista Libanés y Hezbolá es real. Está claro que esta cooperación no se va a transformar en una alianza fuerte entre los dos partidos, ya que todavía hay problemas serios, como que Hezbolá no relaciona suficientemente el proceso de liberación del opresor extranjero y el proceso de cambio democrático y social en el Líbano.


__________ Información de NOD32, revisión 2518 (20070910) __________
Este mensaje ha sido analizado con NOD32 antivirus systemhttp://www.nod32.com/

ORGANITZA'T I LLUITAPartit Comunista dels Pobles d'Espanya http://www.pcpe.es/pcpealacant@yahoo.es